Mar del Plata y Yo

1.26.2008

Cúpido

*
Celeste Maria,
con su hermosa juventud,
transitaba su subsistencia,
arrogante y presumida.
Siempre negándose al querer,
belleza inigualable,
corazón de mármol.
Flechada fuertemente
por el Dios del Amor,
un domingo de carnaval.
Moreno de ojos azules,
dentadura de marfil,
talla exuberante
símil principe de cuentos de hadas .
Danzaron hasta el éxtasis
calados por el calor agobiante,
y por el fuego del deseo...
Ardían , ardían
de tanto apetito carnal...
¡¡¡ Y la magia de Cúpido,
triunfó sobre Celeste María!!!

© kellypocharaquel




4 comentarios:

liliana varela dijo...

Yo sólo construí el piso pero vos construiste todo un edificio de este blog; cada vez más lindo Raquel.
Un beso y te quiero mucho.
Liliana

gdec dijo...

Muito obrigado Raquel pela sua visita ao meu blog . É bom conseguir impressionar uma pessoa tão sensível como a sua poesia mostra .
Um abraço
Geraldes de Carvalho

Raquel Fernández dijo...

Bellísimo trabajo.
Gracias por tu visita a mi blog.
Un poético abrazo.
Raquel Fernández


http://raquelgfernandez.blogspot.com/

Ester Faride dijo...

Raquel- Hermosos poemas. Pensados y pensantes. Desde este hermoso sur argentino te dejo mis cariños y un VAMOS POR MAS !!

Arcoiris

Resurgir y Cumpleaños 8 - 8 - 2010.

Doce meses

50 Años de amor

POLITANO' MIMMO:LA MIA TERRA LA MIA GENTE

Poema 20 de Neruda

Marcianitos